31.5.21

“Con faltas al debido proceso y acceso a un juicio justo, el gobierno de Chiapas mantiene presas a 19 personas”


Chiapas, México. 25 de mayo. “La normal rural Mactumactzá como todas las normales rurales en el país son más que instituciones educativas formadoras de docentes; incomodas si para la clase en el poder, grupo que se enriquece día a día aun a costa de la contaminación de nuestra madre tierra (miles de hectáreas concesionadas a mineras trasnacionales)”, expresa un egresado de la Normal Mactumactzá, luego de enterarse que los 19 alumnos de la normal rural, detenidos el pasado 18 de mayo, cuando se manifestaban pacíficamente para que el examen de nuevo ingreso a la normal Mactumactzá fuese de forma presencial, seguirán en “prisión preventiva oficiosa” de acuerdo a lo determinado por un juez del poder judicial del estado.

“Hablar de las normales rurales como Mactumactzá causa temor y odio en las mentes de los dueños del gran capital trasnacional; maestros egresados de las normales rurales con pensamientos críticos llegan a las todas las regiones del país con zonas de alta marginalidad y pobreza. Del miedo a que esas ideas las retomen los pueblos originarios surge el odio hacia los normalistas rurales y se implementa la política del terrorismo de estado en las normales rurales que se refleja en asesinatos de estudiantes en diferentes momentos de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero y la desaparición forzada de 43 estudiantes de la misma normal rural implementándose la represión sistemática en todas las normales rurales del país”, explica el también activista social.



“Se podrá abrir más universidades «públicas», por cierto muy necesarias para albergar a la otra parte de la sociedad con los mismos deseos de superación, pero no tendrían el mismo impacto en la sociedad como lo son las normales rurales”, asegura el también luchador social.

Por otra parte, para el grupo Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos, “las autoridades estatales violan convenio internacional, ley federal y protocolo estatal en materia de protección a derechos humanos. Sesgo de género, clase y etnia en violencia estatal ejercida contra comunidad estudiantil de la Normal Rural Mactumactzá”, expresó en un comunicado este día martes.



“Con faltas al debido proceso y acceso a un juicio justo, el gobierno de Chiapas mantiene presas a 19 personas en el Centro de Readaptación Social para Sentenciados (CERSS) No. 14 de El Amate; la detención arbitraria, ocurrida el pasado 18 de Mayo en el contexto de un desmedido operativo policiaco, sucedió cuando exigían se hiciera efectivo el Derecho a la Educación respetando las características socio económicas y culturales de los pueblos originarios de sureste de México”, documentó la Red de Organismos Civiles.

Desde la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), integrada por 85 organizaciones de 23 estados de la República, demandan que el Gobierno de Chiapas cumpla con respetar el marco normativo de derechos humanos como el Convenio 169 de la OIT que ampara el derecho a la libre determinación de los pueblos originarios que en su Artículo 27 estipula “Los programas y los servicios de educación destinados a los pueblos interesados deberán desarrollarse y aplicarse en cooperación con éstos a fin de responder a sus necesidades particulares, y deberán abarcar su historia, sus conocimientos y técnicas, sus sistemas de valores y todas sus demás aspiraciones sociales, económicas y culturales”.

https://redtdt.org.mx/gobierno-de-chiapas-judicializa-la-protesta-social/

Fotos:

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3967958119991001&id=100003305558661

Videos:

https://www.facebook.com/Mactumactza/videos/765031117712565/

El conflicto en la Escuela Normal Rural de #Mactumactzá, en #Chiapas, se enmarca en una reducción sostenida del presupuesto que reciben dichas instituciones por parte del @GobiernoMX y que las tiene al filo de la desaparición.

https://corrientealterna.unam.mx/derechos-humanos/normales-rurales-resistencia-al-acoso-y-la-asfixia-financiera/

Fuente/Radio Pozol

Entrevista a David Harvey: Las grietas de la ciudad capitalista


David Harvey es uno de los investigadores de la ciudad capitalista más renombrados de la actualidad. Geógrafo de formación, Harvey ha desarrollado el grueso de su carrera profesional en Estados Unidos, donde actualmente enseña Geografía y Estudios Urbanos en la City University of New York tras haber sido durante más de treinta años profesor en la Johns Hopkins University de Baltimore. El principal e indiscutido mérito de la obra de Harvey reside en su fructífera fusión de geografía y marxismo con la que ha logrado ampliar, profundizar y enriquecer al mismo tiempo ambas disciplinas. En los últimos tiempos su atención se ha centrado en el estudio espacial de las nuevas formas de imperialismo (Archipiélago)


Archipiélago: Parece que, en los últimos años, la idea de fomentar la competitividad en un entorno crecientemente globalizado ha dejado de ser patrimonio de empresarios y Gobiernos liberales para pasar a presidir también las reflexiones de los urbanistas. Constantemente oímos hablar de la necesidad de transformar las ciudades a través de la actuación urbanística a fin de atraer la inversión de capitales privados. ¿Cómo hemos llegado a esta situación? ¿Qué cree que ha pasado para que se haya dejado tan alegremente de lado toda la vertiente crítica, utópica y social que había marcado buena parte del pensamiento urbanístico?

David Harvey: El proyecto neoliberal que se consolidó a principios de la década de los ochenta pretendía fundamentalmente restablecer el poder de las clases dominantes. Entre otras cosas, este nuevo modelo dio rienda suelta a las presiones competitivas y se volcó en la utilización del capital financiero como medio para asegurar la consecución de las tasas de beneficio más elevadas posibles, sin parar mientes en su procedencia. Pero, naturalmente, ninguna de estas medidas podría haber funcionado sin la construcción de un aparato estatal dócil y ésa es la tarea que Thatcher y Reagan acometieron a través de diversos procesos de desregulación y privatización, así como de feroces ataques al poder sindical y al estado de bienestar. Esta transformación supuso el abandono del aparato de Estado socialdemócrata, supuestamente interesado en el bienestar de todos sus ciudadanos –siempre, eso sí, que no amenazara las bases del capitalismo–, y su sustitución por un aparato estatal neoliberal cuya misión consiste en crear un buen clima para los negocios a cualquier precio. Una de las consecuencias de la puesta en marcha de este nuevo modelo fue que todos los Estados del mundo comenzaron a sufrir importantes presiones para que adoptaran políticas neoliberales. Naturalmente, el proceso no ha tenido lugar de manera uniforme y tampoco puede decirse que haya concluido con un éxito total, pero lo cierto es que se ha convertido en una especie de norma universal a la que los Estados más recalcitrantes están obligados a enfrentarse. Desde luego, una vez que esta transformación ha tenido lugar a nivel estatal, hubiera resultado bastante difícil evitar que su lógica se filtrara hasta llegar al nivel de los gobiernos locales, especialmente allí donde el Estado nacional correspondiente se había convertido al neoliberalismo. Los gobiernos locales se han visto obligados en diverso grado a asumir iniciativas más propias de empresas privadas –en particular, por lo que toca a la creación de un entorno favorable para el capital privado a costa, si es necesario, de la población urbana–, un proceso que fomenta la competencia entre las regiones metropolitanas. El problema, como veremos, consiste en hallar formas de responder a este desafío sin descuidar por ello el bienestar de todos los ciudadanos.

Archipiélago: Hace algún tiempo señalaba que en los años sesenta la idea de una planificación racional de la ciudad todavía no se contemplaba como una suerte de pesadilla dictatorial. ¿De dónde procede ese miedo a la planificación?, ¿en qué medida el discurso postmoderno ha contribuido a generar esta nueva situación?

D. Harvey: La pérdida de fe en la planificación urbana racional tiene que ver, en primer lugar, con el hecho de que buena parte de aquellas propuestas fracasaron a la hora de cumplir sus promesas. Se basaban en la falsa premisa de que la transformación de las formas espaciales y de entorno constructivo podía ser un medio eficaz para solucionar problemas sociales. En Espacios de esperanza he explicado cómo en su momento no se prestó suficiente atención a este craso error metodológico, que consiste en recurrir a lo que he llamado «utopías de la forma espacial» como vía para hallar una solución, en lugar de construir un utopismo dialéctico abierto a las transformaciones tanto históricas como espaciales. Los enfoques de la planificación racional también se vieron afectados por las contradicciones de un Estado socialdemócrata que buscaba satisfacer las necesidades de la población al tiempo que apoyaba formas capitalistas de desarrollo. La crisis general que comenzó a finales de los años sesenta y que duró hasta el inicio de la apuesta neoliberal en los ochenta giraba precisamente en torno a ese dilema al que la izquierda no logró dar una solución válida. El auge de la crítica postmoderna fue, en mi opinión, una reacción esta situación más que un elemento causal y, de hecho, algunas de sus consideraciones eran sin duda muy valiosas. Pero es cierto que ahora nos enfrentamos a otro problema: debido a su rechazo a reconocer que la lucha de clases es el único medio de contrarrestar el restablecimiento del poder de clase que ha tenido lugar bajo el neoliberalismo, la ortodoxia postmoderna ha terminado por plantear un serio obstáculo a las posibilidades de un cambio progresista. En definitiva, existe el riesgo de una alianza nefasta entre las posiciones neoliberales y las postmodernas, aunque, de eso estoy seguro, muchos de los que se consideran a sí mismos parte integrante del ámbito postmoderno jamás se considerarían aliados del neoliberalismo.

Archipiélago: ¿En qué podría consistir en estos momentos una postura crítica dentro del discurso del ordenamiento urbano?

D. Harvey: Una postura crítica por lo que toca al planeamiento urbano debería incluir dos elementos íntimamente relacionados entre sí. En primer lugar, debe reconocer que las frecuentes contradicciones que se dan en el seno del proyecto neoliberal o entre los distintos segmentos de las clases dominantes proporcionan cierto margen de maniobra para llevar a cabo diversas actuaciones constructivas y creativas en el proceso de planificación que pueden acarrear beneficios para los grupos o clases marginales. En segundo lugar, ha de identificar las posibles alianzas de fuerzas que pueden formarse en el seno de los movimientos sociales urbanos (que, sí, todavía existen) o entre los movimientos populares más en general y que podrían sentar una base para avanzar sutilmente en un proceso de planificación que pudiera facilitar el desarrollo de las fuerzas favorables al cambio. Pero, además, también hay que tener en cuenta que la lucha ideológica por reapropiarse del derecho a la ciudad que las élites han usurpado y por afianzar los movimientos populares podría ser un primer paso en la definición de una base política desde la que orquestar un contraataque más amplio contra el proyecto neoliberal en general.

Archipiélago: Cuando el discurso oficial se ve obligado a afrontar el aumento de la economía informal y sumergida en las metrópolis, del resurgir de métodos de explotación decimonónicos y bolsas de pobreza aguda, lo hace como si se tratara de una lacra del pasado, como si fuera un problema ajeno a la nueva organización económica. En cambio, Usted ha señalado que el crecimiento de la informalización y la emergencia de espacios urbanos desregulados en los que se toleran esas prácticas es un fenómeno rigurosamente coherente con el nuevo régimen de acumulación flexible. ¿Puede hablarnos de la coherencia de esas dos realidades? ¿Se trata, de algún modo, de una aplicación al ámbito del urbanismo de la relación entre centro y periferia del modelo de Wallerstein?

D. Harvey: Un elemento fundamental en el proyecto neoliberal ha sido la nueva ronda de cercamientos de las propiedades comunes que se ha llevado a cabo a través de la privatización. Este proceso ha significado una «segunda vuelta» de lo que Marx llamó «acumulación primitiva» y que yo prefiero denominar «acumulación por desposesión». Dado que se trata de una piedra angular de la apuesta neoliberal, no debería sorprendernos la revitalización de antiguas prácticas laborales asociadas con la proletarización y con la pérdida de derechos en general. El hecho de que este tipo de prácticas puedan ahora verse en los centros tradicionales del capitalismo avanzado como Nueva York o Los Ángeles tiene menos que ver con una importación de prácticas laborales desde la periferia o con su pervivencia desde un pasado distante que con la ubicuidad del neoliberalismo. Desde luego, hemos tenido pruebas suficientes de que cuanto más neoliberal se hace un país (como Estados Unidos o Inglaterra, más altos son los niveles de desigualdad social y más comunes son esas prácticas laborales atroces a las que hacíais referencia.

Archipiélago: También ha señalado que las inversiones en infraestructuras orientadas a mejorar la posición competitiva de una ciudad y las prestaciones económicas con las que se pretende atraer empresas o retenerlas en las ciudades son una forma de subvención a los consumidores ricos y las compañías que se realiza a costa del consumo de la clase trabajadora y de los pobres. Desde esta posición, ¿tiene sentido defender simultáneamente (como hace, por ejemplo, Manuel Castells) una política urbana orientada hacia la competición más feroz y una ciudad más justa y cohesionada para todos, en la que los precios de la vivienda estén controlados y en la que haya unos buenos servicios sociales? Es decir, ¿no son en último término incompatibles ambos objetivos?

D. Harvey: Cuando la inversión pública se destina a la creación de un buen clima para los negocios se está subsidiando el capital y, por tanto, se está contribuyendo al proceso de restablecimiento del poder y los privilegios de clase. No obstante, en estos procesos hay ciertas contradicciones que hay que analizar detenidamente. Por ejemplo, hacer más competitiva una ciudad podría requerir prestar atención a cuestiones relacionadas con la calidad de vida en el área urbana y, lógicamente, el empobrecimiento atroz de la población puede constituir un elemento muy poco atractivo para ciertas inversiones de capital. En consecuencia, si lo que se quiere es atraer turismo y ciertos tipos de actividad empresarial, la construcción de un entorno urbano tranquilo, creativo, interesante, etc. puede pasar a formar parte del proyecto neoliberal. Por lo demás, la competencia espacial es siempre una competición monopolística y en ciertas ocasiones es posible hacer un uso muy eficaz del elemento monopolista. Por ejemplo, hacer una ciudad única, especial y «auténtica» puede resultar muy atractivo y por esta razón hay tantas ciudades que han comenzado a prestar atención a su herencia cultural o a consideraciones culturales en general, con el objeto de realzar su naturaleza comercializable. Esta estrategia puede incluir desde el recurso a la arquitectura de firma (como el Guggenheim de Bilbao o ciertas instalaciones culturales de Barcelona) hasta la reconfiguración y mercantilización de ciertas tradiciones. Yo no estoy a favor de este tipo de márketing que convierte la ciudad en una marca comercial pero es importante darse cuenta de que en estas estrategias hay contradicciones que podrían emplearse para intentar devolver el poder a los movimientos sociales y para mejorar el bienestar urbano. A eso me refería cuando hablaba de la necesidad de analizar las contradicciones del neoliberalismo y de conectar ese análisis con una comprensión de los rumbos que podrían tomar los movimientos sociales urbanos progresistas.

Archipiélago: Últimamente han surgido voces que aseguran que se está produciendo una cierta pérdida de poder de los Estados-nación que podría redundar en una mejora de las condiciones para la movilización y la toma de decisiones de la ciudadanía en el plano local. ¿Qué opinión le merecen esta clase de ideas?

D. Harvey: Sostener que el Estado-nación ha perdido poder es una estupidez. El hecho de que se haya convertido en un Estado neoliberal por oposición al Estado socialdemócrata indica meramente que su papel ha cambiado. Y esto es así tanto a nivel local cuanto a nivel nacional.

Archipiélago: En numerosas ocasiones ha sostenido que no se debería estudiar la ciudad capitalista como una entidad legal o política ni tampoco como un artefacto físico sino que, más bien, hay que ocuparse de procesos de circulación de capital, de los flujos variables de fuerza de trabajo, mercancías y capitales, etc. Desde esta posición, ¿qué piensa de la asombrosa proliferación de estudios urbanos centrados en la idea de ciudad como «texto», de esa especie de giro lingüístico que ha tenido lugar en este tipo de estudios?

D. Harvey: La forma de representación de la ciudad en el pensamiento es un tema muy importante y qué duda cabe de que en nuestra experiencia de la vida urbana siempre entra en juego un elemento estético. Así que, en principio, no tengo ningún problema con ciertas formas de estudiar la ciudad como un texto o de seleccionar como tema de análisis la manera en que se representa la ciudad en el ámbito textual. El problema surge cuando se dice que la ciudad es sólo texto y nada más. Me parece una postura tremendamente estúpida cuya principal aportación es lograr que los banqueros, especuladores, terratenientes y constructores hagan el camino al banco muertos de risa, bien conscientes de que la oposición que puede plantear el análisis textual es absolutamente insignificante.

Archipiélago: A menudo ha defendido la idea de que el capitalismo supera sus contradicciones internas –en particular, sus crisis de sobreacumulación– a través de soluciones espaciales. ¿Puede hablarnos de estas «soluciones» y de cómo afectan a las ciudades?

D. Harvey: Durante mucho tiempo, las ciudades han sido sumideros para la inversión. En consecuencia, se da una relación de vital importancia entre los flujos de inversión en el entorno construido y la tendencia hacia la sobreacumulación (es decir, la producción de capital excedente enfrentada al problema de la falta de oportunidades rentables de inversión). Así pues, la construcción y reconstrucción de las ciudades debe situarse de pleno en este contexto de acumulación y sobreacumulación. Como señaló Marx, una de las peculiaridades del capital fijo de tipo independiente (casas, hospitales, carreteras, etc.) es que su circulación no está supeditada a los beneficios sino que basta con que genere intereses, una característica importante a la hora de entender cómo el proceso urbano se integra en las reglas de circulación del capital. Esta situación tiene distintas consecuencias: en primer lugar, la forma espacial se ve constantemente remodelada de acuerdo con los dictados de la acumulación y, en segundo lugar, se emprenden proyectos de reinversión en todos aquellos espacios urbanos ya existentes que tengan una baja rentabilidad (por ejemplo, construyendo instalaciones culturales, estadios de fútbol, etc.). Muy a menudo estos procesos tienen lugar con perjuicio de los vecinos de la zona y también aquí hallamos una fuente de oposición considerable a las reglas de juego del desarrollo urbano que establece el capital.

Archipiélago: En los últimos años, entre este tipo de soluciones ya nunca se cuenta la posibilidad de un incremento del gasto público que suponga algún tipo de redistribución de la riqueza, una suerte de nuevo New Deal o de reforma social en el interior. ¿A qué cree que se debe esta situación?

D. Harvey: Desde mi punto de vista, el neoliberalismo como solución a los males del capitalismo está completamente agotado. Además, ha generado una importante oleada de oposición por todo el mundo que está comenzando a unirse alrededor de un movimiento en pro de una globalización alternativa o de una justicia global. En estos momentos no creo que este movimiento tenga la fuerza suficiente o esté lo bastante afianzado como para presentar una alternativa global, aunque veo factible que pueda llegar a hacerlo en los próximos años. En el ínterin, por tanto, parece que una suerte de nuevo New Deal o de retorno a formas más socialdemócratas de gobierno habría de considerarse no sólo deseable sino también posible. Ahora bien, al reclamar una solución de este tipo debemos estar bien seguros de no repetir los errores de las viejas formas socialdemócratas del pasado y de no caer otra vez en la trampa del «utopismo espacial» y en los problemas de la planificación racional tal como se manifestaron en los años sesenta. Debemos dirigir la vista atrás y analizar cuidadosamente por qué la izquierda fracasó en los años setenta y examinar las formas en las que los movimientos de oposición están articulando hoy día una línea política muy diferente de la que existió en el pasado. No deberíamos buscar un camino de retroceso pendular hacia donde ya estuvimos antes, sino que deberíamos esforzarnos por movernos en espiral a través de un nuevo estallido de energía en torno a los ideales de un gobierno democrático.

Archipiélago: Hoy en día, en España, el único sector que mantiene activa la economía es el inmobiliario. ¿Cuánto tiempo puede aguantar una economía en la que la construcción y la compraventa inmobiliaria son los únicos sectores con crecimiento? ¿Qué papel desempeña la especulación inmobiliaria en las grandes crisis económicas?

D. Harvey: Tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos el sector inmobiliario ha jugado un papel fundamental permitiendo a ambos países sobrellevar la recesión que comenzó en 2001. Y esto parece ocurrir también en otros países, como España. Merece la pena recordar el papel que tuvo el hundimiento del sector inmobiliario en las grandes recesiones del pasado (como la del verano de 1973, el declive de finales de los años ochenta, el fin del boom en Japón o la crisis fiscal en la que se vieron sumidos Tailandia y los demás países del Este y del Sudeste asiático en 1997-1998). En mi opinión, en estos momentos nos encontramos en una fase clásica de utilización del entorno construido como un sumidero para el capital excedente en un momento de sobreacumulación, y la única pregunta que cabe hacerse es cuánto puede durar esta situación sin que la burbuja inmobiliaria estalle y si, cuando esto ocurra, habrá otras salidas disponibles que permitan aprovechar toda esta capacidad o si nos veremos abocados a una recesión deflacionaria (una versión a escala mundial de lo que le sucedió a Japón en los años noventa). No puedo prever el porvenir, pero estoy prácticamente seguro de que en un futuro no muy lejano tocará realizar ciertas «correcciones» difíciles en el negocio de la inversión inmobiliaria.

Archipiélago: En sus textos se ha distanciado claramente del tradicional desdén que han mostrado los marxistas por las cuestiones relacionadas con la justicia y los derechos. ¿Cree que son cuestiones que tienen un particular interés en el ámbito de los conflictos específicamente urbanos?

D. Harvey: La cuestión de la justicia social y de los derechos es un arma con doble filo. En mi opinión, no podemos arreglárnoslas sin tales conceptos en la vida política, ya que son cruciales en cualquier forma de lucha. La dificultad surge cuando se presupone que hay una única concepción fija y universal de los derechos a la que todos deberíamos adherirnos. Sabemos que, en la coyuntura actual, el derecho a la propiedad privada y la tasa de beneficio dominan sobre cualquier otro tipo de derechos y que esos derechos están consagrados en la Declaración de las Naciones Unidas. Pero también debemos darnos cuenta de que los trabajadores y los vecinos de los barrios luchan por sus derechos y en contra de la injusticia; eliminar todo esto de la política sería una locura. Entiendo perfectamente la crítica de Marx a los derechos universales y comparto su postura, pero me niego a abandonar el poder de un lenguaje que puede impulsarnos de manera muy poderosa a restablecer las condiciones de un gobierno democrático. La definición de justicia o de derechos que se obtenga depende de la lucha y el punto en el que Marx tenía razón es en insistir en que la lucha viene primero. En cualquier caso, cuando necesitamos articular los motivos por los que estamos luchando, las ideas sobre la justicia y los derechos son imposibles de ignorar.

Esta entrevista ha sido realizada y traducida del inglés por Carolina del Olmo y César Rendueles, 2007.

Fuente: http://ve.scielo.org

Publicado por lapeste.org

4.10.20

(Artículo) Del trabajo a la cocina: Labores domésticas, cuarentena y patriarcado

 


Lo que para algunos y algunas es nuevo durante la cuarentena, como estar en casa, hacerse cargo de los y las hijas, el aseo, los cuidados y las labores del hogar en general, para las mujeres llamadas “dueñas de casa” es su cotidiano, y por qué no decirlo, su trabajo. Pero lamentablemente cuando hablamos de trabajo solo pensamos en los que son pagados y no en todas esas labores que se realizan a puertas cerradas.

El espacio privado es asignado a las mujeres, pues se cree que naturalmente deben estar haciéndose cargo de los cuidados y de la limpieza del hogar, sin embargo, este es un trabajo invisibilizado y que debería pertenecer a todos y todas quienes habitamos una comunidad;  trabajo doméstico, pensado natural, esencial y parte del “ser mujer y ser madre”. Por otro lado, estas labores de cuidados y limpieza del hogar han permitido la producción por parte de quienes ejercen el trabajo asalariado, que sin tener quien se haga cargo de las tareas del hogar no podría acudir a su lugar de trabajo a ganar un sueldo y producir para los empresarios. Incluso, cuando estas labores son relegadas a una tercera persona, es a una mujer a quien se le paga por estos servicios, que en su mayoría se ejercen de manera informal, no contando con seguros pertinentes ni derechos básicos como el pago de cotizaciones, ya fuimos testigos de los efectos que el covid tuvo con todas esas mujeres que debieron escoger quedarse a puertas cerradas trabajando o perder sus puestos de trabajo en casas del barrio alto. De esta forma, no es que ahora durante la cuarentena estas labores aparecieron por arte de magia, sino que siempre han estado, siempre han existido y son parte fundamental de la reproducción de la vida, para que los y las niñas vayan a la escuela y el padre a trabajar, para que la casa funcione. Pero es ahora en el encierro, en el que las podemos hacer consientes al habitar por tanto tiempo un espacio en el que tradicionalmente se encontraron nuestras madres y abuelas.

Hablar de la cuarentena, el contexto de encierro y lo que significa para la salud mental es de largo camino, pero en su mayoría priman las dificultades de llevarlo a cabo, esto ya que en Chile hay mucho trabajo informal, trabajo en la calle y teletrabajo, lo que ha dificultado para muchas y muchos de nosotros mantenernos durante estos meses economicamente. Por un lado, ha sido complejo mantener una cuarentena efectiva, pues muchos y muchas de nosotras hemos debido salir a la calle a comercializar productos, y por otro lado muchos también han tenido que seguir trabajando desde sus casas; así, madres y padres que antes salían a trabajar ahora deben hacerlo desde el hogar. El problema principal durante la cuarentena de estos dos modos de producir ingresos familiares, se ha dado principalmente en que, sumado a este trabajo, hemos debido hacernos cargo de todas esas horas en las que antes los niños y niñas se encontraban en la escuela y que ahora deben educarse desde el hogar. De esta forma las labores en el hogar se han incrementado: más platos que lavar, más cosas que limpiar, más tiempo que dedicar a educar en casa y más estabilidad emocional para poder compartir un encierro, muchas veces en espacios pequeños. Según algunos reportajes como el que realizó “Corporación Humanas” durante los meses de cuarentena, señalan que han sido las mujeres quienes se han llevado más del 67 % de labores del hogar, en el que tienen que dividir su tiempo entre teletrabajo, aseo en la casa y cuidado de los y las hijas; labores de las que se hace cargo la madre por la misma reproducción de los roles de género, que como mencionamos anteriormente, siempre se han designado a las mujeres. De esta forma, el tiempo en cuidado del hogar se duplica. Estas labores, han estado relegadas a lo largo de la historia casi exclusivamente en las mujeres, por el hecho de que se nos considera más sensibles, débiles, y naturalmente hechas para estar en el hogar. Para nosotras, por lo tanto, la “cuarentena” ha sido parte de nuestra vida cotidiana, pues el estar en la casa ha sido la principal labor para muchas mujeres.

De esta forma, lo que queremos plantear aquí más que una problematización sobre la doble carga laboral de la mujer en el hogar, es ir a la raíz del problema, y verlo como una problemática comunitaria, que pertenece a todas y todos, esto es, plantear la urgencia de hacernos cargo de todas esas labores que teníamos invisibilizadas y que siempre pertenecieron a nuestras madres y abuelas. Son actividades que están sumamente naturalizadas , lo cual no es  necesariamente culpa de los hombres de la familia, puesto que sabemos que desde siempre hemos sido educados y educadas de esta forma, incluso las mujeres hemos asumido ese rol como natural y no muchas veces lo hemos cuestionado. De esta forma existe una mal distribución de las labores domésticas y creemos que estas debemos realizarlas todos y todas quienes habitamos un hogar, para que así, las mujeres no se llevarían doble o triple carga laboral pues dejaríamos de asumir que son labores que le pertenecen exclusivamente a nuestras madres y mujeres en general, conviviendo de forma comunitaria, aportando cada uno y una en la casa según sus capacidades y tiempo disponible, construyamos nuevas formas.

En el reportaje de la corporación humanas que mencionamos más arriba Carolina Carrera, psicóloga de Corporación Humanas, explica que existe además una diferencia en la percepción que tienen hombres y mujeres respecto a cuánto aportan en las tareas del hogar y de cuidado, puesto que los hombres desde pequeños se les ha excluido de estas labores, como cocinar, limpiar, cuidar a su familia, ya que se han concebido como actvididades femeninas, por lo que siempre que estos las realizan se conciben como una “ayuda” a la mujer y no como actividades partes de la vida cotidiana, de esta forma también la educación de los niños y niñas que estamos criando actualmente es clave para poder acabar con estas lógicas y que en el futuro niños y niñas sientan que es natural que todos y todas nos hagamos cargo de una casa, los cambios serán lentos pero aún estamos a tiempo.

Finalmente creemos que, al concebir la desigualdad en la distribución en las labores del hogar como un problema comunitario, podemos también resolverlo de esta forma y plantear que la solución es contribuir todos y todas a estas labores, de forma sencilla, pero principalmente dejando de asumir que es la madre, la abuela o la hermana mayor la que debe realizar estas labores y hacernos cargo tantos hombres como mujeres de estas actividades.

Publicado originalmente en Chuchunco City/Lapeste. Boletín informátivo de la Asamblea Libertaria Chuchunco #2, Septiembre del 2020.

28.7.20

La compañía minera Suiza Solway Investment Group y militares Guatemaltecos amenazan a Angélica, Ramiro y María Choc, defensores de la comunidad Maya Q’eqchi’

El gobierno Suizo permanece silente mientras la compañía Suiza Solway Investment Group continúa operando ilegalmente su mina militarizada en Guatemala.

17 de Julio del 2020 – Helicóptero de la fuerza aérea aterriza ilegalmente en la casa de Angélica Choc

El helicóptero aterrizó frente a la cabaña de Angélica Choc, ubicada dentro de la propiedad comunitaria del pueblo Q’eqchi’ de La Unión, El Estor. Sus hermanos Ramiro y María viven a unas casas de distancia, y estuvieron presentes durante esta incursión ilegal.

Angélica Choc en casa, 17 de Julio del 2020. Soldado que caminó hacia el terreno de Angélica.
El helicóptero aterrizó en el campo de fútbol de la comunidad “Prof. Adolfo Ich Chamán”, llamado así en honor a un maestro local, respetado defensor del pueblo Q’eqchi’, esposo de Angélica Choc, que fue asesinado el 27 de Septiembre del 2009 – a 150 m del campo – por guardias de seguridad contratados por el entonces propietario Hudbay Minerals (minera Canadiense). (En ese momento, los militares de Guatemala estaban colaborando con Hudbay Minerals y sus fuerzas de seguridad en ‘operaciones de control poblacional’ contra las comunidades locales Q’eqchi’ y las personas – incluyendo Adolfo Ich – que protestaban por la ilegalidad, la violencia y los daños causados por la minería.)

Ramiro Choc: el hermano de Angélica es un valiente defensor de los derechos y el territorio indígena, conocido a lo largo de varias municipalidades Q’eqchi’ en el oriente de Guatemala. Del 2008 al 2014 fue preso político debido a su empoderamiento y liderazgo inspiradores.

María Cuc Choc: la hermana de Angélica, María, es ampliamente respetada a lo largo de El Estor como una defensora comunitaria incansable y empoderada. En los últimos dos años ha vivido bajo amenazas de encarcelamiento con cargos falsos colgando sobre su cabeza, y una “fecha de corte” que siempre se aplaza.
Juego de fútbol de la comunidad en el campo Profesor Adolfo Ich (foto 2018).
La sede de la CGN (Compañía Guatemalteca de Níquel) está al otro lado del muro de cemento. CGN fue una subsidiaria Guatemalteca de Skye Resources, después de Hudbay Minerals, y ahora de Solway Investment Group

Angélica, Ramiro y María Choc, junto a otros miembros de la comunidad confrontaron a los tripulantes de la aeronave para preguntar por qué un helicóptero militar había aterrizado ilegalmente dentro de una propiedad comunitaria, un oficial de las “fuerzas especiales” de los temidos Kaibiles (soldados de élite Guatemaltecos) respondió que hicieron un aterrizaje forzado debido a “fallas mecánicas”.

En un reporte de la Prensa Comunitaria (18 de Julio 2020) – https://www.prensacomunitaria.org/el-estor-un-helicoptero-militar-aterrizo-sin-permiso-en-el-barrio-la-union/ – Ramiro Choc denuncia la presencia de una helicóptero militar, mientras Angélica Choc habla con los oficiales a cargo.

Durante la incursión ilegal del 17 de Julio, un soldado, ominosa y abiertamente filmó el intercambio con Angélica, Ramiro, María, José Ich (hijo de Angélica Choc y Adolfo Ich) y otros comuneros. Esto manda un mensaje a ellos, a la Gremial de Pescadores de El Estor, y a todos los defensores comunitarios que han estado protestando por la ilegalidad, los daños y las violaciones causadas por la minería, que el régimen sabe quiénes son y dónde están.

Poco después, cuando los funcionarios del gobierno que acompañaban a los soldados regresaron, el helicóptero se retiró.

18 de Julio de 2020.- Estado de sitio militar declarado

Un día después el régimen del presidente Giammattei (@DrGiammattei), respaldado por el ejército y los gobiernos de E.U., Canadá y Suiza – que también apoyan al gobierno “democrático” de Guatemala – declaró el estado de sitio a lo largo de gran parte de la región Q’eqchi’ de Guatemala, incluyendo las comunidades de El Estor, Morales y Livingston (departamento de Izabal) y Panzós y Santa Catalina (departamento de Alta Verapaz).

Decreto de estado de sitio del Gobierno Guatemalteco

Julio 19 de 2020: Ocupación militar- El Estor

Al día siguiente, un convoy de fuerzas guatemaltecas respaldadas por E.U. llegó a el Estor y estableció un campamento ahí.

Arribo de elementos del Ejército al municipio de El Estor.

19 de Junio de 2020: La Corte Constitucional ordenó la suspensión de la minería de níquel. 

Estás agresiones y el injustificado estado de sitio – en medio del incremento del hambre y el sufrimiento debido a la epidemia de CoVid 19 – viene semanas después de que la Corte Constitucional de Guatemala ordenó la suspensión de todas las actividades mineras de Solway Investment Group / CGN en El Estor. 

La Corte concluyó que la mina había operado de manera ilegal, sin una licencia adecuada y sin una evaluación de impacto ambiental desde 2004 – cuando era propiedad de Skye Resources (2005-2008), de Hudbay MIneral (2008-2011), y actualmente bajo la propiedad de Solway Investment Group. 
Comunicado de prensa de la Corte constitucional de Guatemala, 19 de junio de 2020.

15 de Julio de 2020: El abogado Rafael Maldonado viajó a El Estor para reunirse con sus clientes, miembros Q’eqchi’ de la Gremial de Pescadores de El Estor, quienes habían sometido una queja formal en 2017 cuestionando la legalidad de las actividades mineras de CGN´s durante 16 años… Sky Resources/Hudbay Minerals/Solway Investment Group.

El abogado Maldonado (a la derecha) entrega las copias de la decisión de la Corte Constitucional a los miembros del sindicato de pescadores de El Estor.
Julio 20 de 2020: El gigante de la minería Suiza sigue operando su mina las 24 horas del día, los 7 días de la semana, ignorando la orden de suspensión. La militarización de El Estor busca intimidar y silenciar toda la oposición contra la operación de ilegal de la mina Solway. 
Hacemos al gobierno de Suiza parcialmente responsable por la operación ilegal de la compañía Suiza y por cualquier otra violación de los derechos humanos, amenazas e intimidación contra el pueblo Q’eqchi’ de la municipalidad de El Estor. 





27.7.20

Minera Cuzcatlán-Fortuna Silver Mines (FSM) contaminan agua en Valles Centrales Oaxaca por segunda ocasión

– Empresa minera presenta por segunda ocasión permiso ambiental para continuar operaciones en Valles Centrales

– Comunidades de Valles Centrales rechazamos contundentemente la explotación de minerales en nuestros territorios.

El Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos, denunciamos que los impactos ambientales producidos por la explotación minera de FSM-Cuzcatlán se han profundizado en los Valles Centrales, poniendo en riesgo el agua y la vida de comunidades de Valles Centrales. Estos impactos se han focalizado principalmente en Magdalena Ocotlán, quienes por segunda ocasión atestiguan la contaminación de sus cuerpos de agua: el 14 de julio de 2020, las autoridades municipales de dicha comunidad constataron que un pozo de captación de agua pluvial, construido para recargar los mantos acuíferos presentó una coloración rojiza, este pozo se encuentra aproximadamente a 300 metros de la planta de beneficio del proyecto minero. Lo mismo sucedió en octubre de 2018, cuando se derramó la presa de jales contaminando el arroyo El Coyote, hecho que continua en la impunidad en la región.

Las autoridades municipales de Magdalena Ocotlán han hecho una denuncia popular ante la Procuraduría Federal del Medio Ambiente y Recursos Naturales (PROFEPA) y exigen a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), intervengan para que realicen una investigación apegada a derecho, transparenten los resultados de los estudios que se han realizado con la finalidad de garantizar el derecho de acceso a la información pública y reparación del daño de comunidades afectadas por la explotación minera.

En este contexto de contaminación, la compañía minera Cuzcatlán, empresa filial de Fortuna Silver Mines presentó ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) un nuevo permiso ambiental para la continuidad de la extracción de minerales en los Valles Centrales de Oaxaca. El documento denominado Manifestación de Impacto Ambiental-Modalidad Regional “San José II” fue presentado el pasado 07 de julio de 2020.

En este documento Cuzcatlán-FSM expresa que “…su operación no supone un riesgo para ninguno de los objetos de conservación de estas áreas”, no obstante, la realidad que vivimos en nuestras comunidades es diferente; hemos constatado que en los últimos años existen daños irreparables a nuestro medio ambiente, donde el agua, principal líquido para nuestra supervivencia ha sido contaminado en dos ocasiones.

Por tal motivo, las comunidades organizadas en el Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos rechazamos tajantemente cualquier actividad que tenga por objeto la explotación de nuestros bienes comunes. La presentación de esta nueva MIA desacata las determinaciones comunitarias expresadas en nuestras asambleas y actas de Territorio Prohibido para la Minería, mismas que respetan y retoman la legislación vigente en los ámbitos municipal, estatal y federal. El Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y todos demanda a la SEMARNAT respetar y proteger nuestro derecho a la libre determinación, autonomía, territorio, salud y medio ambiente sano, por lo que exigimos nuevamente no autorizar dicho permiso.

FSM-Cuzcatlán, pretenden asegurar la explotación irracional de plata y oro por diez años más en los Valles Centrales, además de justificar obras ilegales dentro de San José del Progreso.

Es importante mencionar que en mayo de 2019 presentó un permiso similar a este, el cual fue negado por la SEMARNAT en enero de 2020. En esta segunda ocasión, en su “extracto” del proyecto, la empresa argumenta dolosamente que “San José II no se trata de un nuevo proyecto o ampliación del mismo, sino a obras previamente desarrolladas”. Advertimos que autorizar dicho permiso representa una violación sistemática a nuestros derechos territoriales.

El Frente No a la Minería por un Futuro de Todas y Todos exige:

  1. A la SEMARNAT, no autorizar la MIA Regional “San José II”, ya que el proyecto minero ha violentado nuestros derechos colectivos, consagrados en la constitución, diversos tratados y convenios internacionales ratificados por México.

  2. A la PROFEPA, realizar una investigación exhaustiva por la contaminación de los cuerpos de agua en Magdalena Ocotlán, transparentar los estudios realizados, establecer sanciones y reparar el daño a comunidades afectadas.

  3. A la CONAGUA, proporcionar certeza a las comunidades y garantizar que el agua de la región se encuentra apta para el consumo humano y la producción agrícola, además de poner a disposición de las comunidades información culturalmente adecuada respecto al monitoreo ambiental y sus respectivos estudios.

  4. A la Secretaría de Economía, respetar nuestra determinación: sí a la vida, no a la minería y cancelar las concesiones mineras otorgadas en nuestros territorios sin nuestro consentimiento.

Agradecemos a la sociedad civil y comunidades que han sufrido los impactos de la minería su solidaridad y acompañamiento en estos años, asimismo les pedimos que se mantengan vigilantes en este nuevo intento de FSM-Cuzcatlán de expandir su proyecto minero.

¡La actividad minera representa un peligro para los Valles Centrales!

Frente no a la Minería por un Futuro de Todas y Todos:

Autoridades municipales, agrarias y comunitarias de Magdalena Ocotlán, Monte del Toro, San Matías Chilazoa, San Martín de los Cansecos, El Vergel, Los Ocotes, Santa Catarina Minas, San Dionisio Ocotepec, San Nicolás Yaxe, Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán-San José del Progreso, Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios: Servicios del Pueblo Mixe, SER A.C.; Servicios para una Educación Alternativa A.C. EDUCA; Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca, UNOSJO S.C.


Ver video de la conferencia de prensa aquí










Fuente/endefensadelterritorio.org

24.7.20

Cuando las mujeres negras ocultaban los mapas de escape de la esclavitud en sus peinados

Hay cierto consenso entre quienes realmente conocen la historia y el significado detrás de estos peinados, en que su uso por parte de otras culturas no es correcto. Eso no quiere decir que nadie pueda llevar estos peinados, sino que llevarlos como una «moda» en realidad es un insulto a la dolorosa historia detrás de estos peinados.
Siempre ha habido mucha discusión y debates sobre el uso de los peinados africanos por parte de celebridades y si es o no una apropiación cultural.

Hay cierto consenso entre quienes realmente conocen la historia y el significado detrás de estos peinados, en que su uso por parte de otras culturas no es correcto. Eso no quiere decir que nadie pueda llevar estos peinados, sino que llevarlos como una «moda» en realidad es un insulto a la dolorosa historia detrás de estos peinados.

Entonces, antes de que empieces a decir que «ahora ni siquiera tenemos la libertad de tener un peinado que nos guste», observa qué significan estos peinados para los africanos o para las personas afrodescendientes.

¿Qué son los cornrows?

Las trenzas o cornrosws aparecen ya en las pinturas de la Edad de Piedra que se encuentran en la meseta de Tassili en la región del Sahara y su uso se remonta al año 3000 A.C.

El peinado que también se llama canerows en la región del Caribe es un tipo de peinado africano en el que trenzas el cabello muy cerca del cuero cabelludo con un movimiento hacia arriba para crear una sola línea de hileras levantadas.

Mientras que principalmente las mazorcas se crean en filas lineales limpias, también pueden formarse en una gran variedad de diseños geométricos y curvos.

Los cornrows tienen un gran significado cultural e histórico para las personas de origen africano y el mal uso de ellos ha conllevado unareacción aitrada por parte de la comunidad.

¿Utilizado por las personas esclavizadas como mapas para escapar?

Mientras viajaba desde Egipto y África, Cornrows crea una conexión inmediata entre las personas de la comunidad que actúan casi como una especie de vocabulario.

Según Patrice Grell Yursik, quien es el autor del blog AfroBella, «En Trinidad, los llamamos ‘cane rows’, debido a que los esclavos plantaban caña de azúcar «.

No solo eso, sino que también son indicativos de una variedad de conceptos sociales como parentesco, edad, religión, etnicidad, estatus y más cosas relacionadas con la identidad de uno.

Durante el período en el Comercio de personas esclavizadas en el Atlántico, cuando millones de africanos fueron arrancados brutalmente de sus hogares y enviados al Nuevo Mundo (América), según las fuentes, los esclavos capturados eran afeitados no solo como un medio sanitario, sino también para quitarles su propia cultura e identidad.

El cabello africano también es bastante pesado y, según algunas fuentes, durante la era de la trata se consideraba «ingobernable», por lo que para mantener una apariencia limpia y ordenada, los africanos comenzaron a usar el cabello en trenzas apretadas como las ‘cane rows’ y otros.

Pero tal vez la forma más importante en que las trenzas ayudaron a la población de esclavos africanos fue proporcionar una forma discreta y fácil de ocultar y crear mapas para transferir las rutas de escape y así huir de sus captores.

Benkos Biohó un rey capturado en África por los portugueses antes de finalmente encontrar su camino en Cartagena, una ciudad portuaria ubicada en la costa caribeña de Colombia. Después de intentar varias veces para escapar de sus amos, que finalmente tuvo éxito y pasó a construir San Basilio de Palenque, un pueblo en el norte de Colombia en torno al siglo XVII.

El pueblo es una ciudad amurallada que estaba destinada a ser un refugio para esclavos huidos y ayudarles a recuperarse.

Biohó no solo construyó el pueblo con otros esclavos escapados, sino que también creó su propio idioma, formó un ejército e incluso creó una red de inteligencia para encontrarlos, organizarlos y llevarlos a las áreas liberadas.

Biohó fue la persona que tuvo la idea de que una mujer creara mapas e incluso enviara mensajes a través de sus trenzas.

Dado que a los esclavos rara vez se les daba el privilegio de escribir o incluso si lo tenían, este tipo de mensajes o mapas en las manos equivocadas podrían crear muchos problemas para las personas en cuestión, los trenzados eran la manera perfecta de hacerlo.

Nadie cuestionaría ni pensaría que se podrían ocultar mapas completos en su peinado, por lo que fue fácil hacerlos circular sin que nadie se enterara.

Otra cosa que hizo Bioho fue que estas mujeres usaran semillas para decorar su cabello, estas semillas se usaron como una forma para que los esclavos liberados cultivaran sus propios cultivos.

Lo más fascinante es que la ciudad de San Basilio de Palenque todavía existe y tiene una población de aproximadamente 3500 personas.

¿Por qué no es correcto usarlos?

A pesar de tener un significado tan íntimo para los afrodescendientes, en general se considera que las trenzas y peinados afros estaban sucias y no tenían el aspecto de «ciudadano normal» que la gente quería.

Los afrodescendientes han sufrido la prohibición e incluso la detención en varios lugares por llevar el pelo a su manera tradicional. El estigma de verse sucio, descuidado y poco profesional impera todavía como un transfondo colonial. A una mujer a principios de 2017 se le dijo que «corrigiera» su cabello en su trabajo en Banana Republic. Al parecer su jefe dijo que su cabello era demasiado «urbano» y «descuidado» y no apropiado para la marca.

Mientras que por otro lado, cuando las personas blancas usan estos peinados, se consideraninnovadoras y con estilo, algo que cientos de mujeres quieren copiar.

Fuente: afrofeminas.com

22.7.20

Serbia: El Último Frente de las revueltas COVID-19. Perspectiva Anarquista desde Belgrado

Justo afuera de la Unión Europea, Serbia es el último país con COVID-19 en experimentar una revuelta disputando la legitimidad y el control de las autoridades reinantes. En esta revuelta, como al comienzo del movimiento en Francia Gilets Jaunes, manifestantes de distintas persuasiones, desde fascistas y fanáticos del fútbol (barras bravas) a liberales, izquierdistas, y anarquistas, compiten en una lucha para determinar la forma que tomarán futuros movimientos. En el siguiente recuento, anarquistas de Belgrado describen la semana de confrontaciones en la capital, analizando qué está en juego al momento de prevenir a fascistas de dominar los choques con las autoridades y liberales de deslegitimar estos choques como “violentos” o intrínsecamente fascistas.
***
Mientras que imágenes de disturbios y violencia policial en Serbia circulaban por el mundo, muchxs de nosotrxs aquí en Serbia recibimos mensajes de nuestxs compañerxs preguntándonos sobre la naturaleza de los disturbios, especialmente considerando lo confusas y muchas veces contradictorias que han sido las imágenes y las narrativas. Algunxs de nosotrxs quienes hemos estado en las calles cada noche desde que las protestas comenzaron en Belgrado quisiéramos compartir nuestras observaciones y análisis. Sólo hablaremos de Belgrado, ya que la situación en Novi Sad y otras ciudades ha sido distinta.
Aunque los recientes disturbios fueron desencadenados por una decisión del gobierno de reintroducir un toque de queda y otras medidas restrictivas luego de un resurgimiento de casos de COVID-19, las verdaderas razones se encuentran en un previo descontento con el cada vez más represivo régimen de Aleksandar Vučić y el Partido Progresista de Serbia. Al comienzo de la pandemia, el régimen desfiló a un doctor charlatán por conferencias de prensa, quien literalmente se reía del virus, declarando que era “el virus más chistoso del mundo” y haciendo comentarios sexistas sobre como las mujeres deberían tomar la pandemia como una oportunidad para ir de compras a Italia. A medida que el virus avanzaba, el gobierno rápidamente cambio su postura y Serbia implementó algunas de las medidas más estrictas en Europa. Vučić y el Primer Ministro Brnabić negaron haber desestimado el virus y pusieron la culpa en los hombros de la gente común y corriente, otorgándole así un carácter punitivo a las medidas. Para el comienzo de mayo, apenas los números bajaron, rápidamente el gobierno abandonó la mayoría de las medidas preventivas y permitió que la vida volviera a la normalidad. Dentro del transcurso de una semana, los residentes de Serbia fueron de ser instruidos a no salir de sus departamentos a escuchar que podíamos salir libremente a bares.

Este fin del confinamiento ocurrió justo antes de las elecciones parlamentarias planeadas para junio, las cuales estaban siendo boicoteadas por la oposición incluso antes de la pandemia. El gobierno manipuló las cifras de muertos y de infecciones hasta el momento de las elecciones. El partido en el poder ganó fácilmente, casi sin oposición. Después de las elecciones, lo nefasto de la situación rápidamente se volvió aparente. La desmoronada infraestructura de salud pública de Serbia, en ruinas desde hace décadas por descuido, estaba sobrepasada. En ciudades gravemente afectadas como Novi Pazar, trabajadores de la salud reportaron verse obligados a tratar a pacientes COVID-19 en pasillos de hospitales como consecuencia de una falta de espacio y recursos. El Presidente Vučić y el Prime Minister Brnabić dieron una conferencia de prensa donde básicamente culpaban a los profesionales médicos, declarando que los hospitales serbios se encontraban tan aptos para lidiar con la pandemia como los hospitales en los países mas ricos de Europa occidental.

Protestas Espontáneas: Cronología y Composición

El preludio de las masivas protestas espontáneas ocurrió la noche del 2 de julio, unos días antes del anuncio del Presidente Vučić que desencadenaría la revuelta. En respuesta a la declaración de un aumento en las medidas de control, incluyendo el desalojo de estudiantes de sus dormitorios, muchos estudiantes marcharon desde sus dormitorios en diferentes partes de Belgrado hacia el Parlamento en el centro de la ciudad.
Los estudiantes tenían varias razones para estar enojados. Solo hace muy poco habían retornado a sus dormitorios luego de que las universidades abrieran nuevamente, solo para darse cuenta de que les habían mentido y de que corrían el riesgo de ser enviados a sus casas y potencialmente poner en peligro a sus familias. Esta es una preocupación muy grande en un país donde las personas viven en hogares multigeneracionales, especialmente para estudiantes de pueblos mas pequeños y zonas rurales que están incluso menos equipadas para lidiar con un influjo de nuevos casos.
Estas protestas ocurrieron sin ninguna intervención mayor por parte del estado. Sin embargo, mientras comenzaron a llegar mas personas, se junto también un contingente de manifestantes derechistas, lo que llevó a un altercado cuando algunos de los estudiantes confrontaron a los derechistas y les pidieron que quitaran su lienzo nacionalista. Después de la protesta, estos activistas fueron víctimas de doxing y amenazas de muerte por parte de cyber trolls de derecha.

Julio 7

Horas después de que el Presidente Vučić anunciara las nuevas medidas, incluyendo un toque queda para el fin de semana, manifestantes comenzaron a reunirse en frente del edificio del parlamento. La mayoría de nosotros escuchamos sobre esto de boca en boca; otros lo vieron en internet. Para cuando yo llegué, mas de mil personas se encontraban reunidas. La multitud incluía mucha gente regular, miembros de diferentes grupos y partidos de izquierda y liberales, y una vanguardia de derechistas al frente, los más cercanos al parlamento. Los derechistas son identificables principalmente por sus banderas y cantos, comúnmente escuchados en los partidos de fútbol y otros lugares de encuentro de derecha. A eso de las 10 pm, manifestantes ya habían ocupado las escaleras de entrada al parlamento y habían comenzado a lanzar bengalas y fuegos artificiales al edificio; eventualmente, algunos manifestantes lograron entrar al edificio.
Muchas personas seguían llegando cuando la policía comenzó a utilizar gas lacrimógeno. La policía respondió con mano dura; tiraron gas lacrimógeno a transeúntes, departamentos y personas atrapadas en el tráfico de manera arbitraria. Los conflictos continuaron por horas, apagándose a eso de las 3 am.
Aunque mucha gente participó de los choques con la policía, los principales participantes vinieron de los rangos derechistas. Imágenes de la violencia policial rápidamente circularon por redes sociales y television en vivo, notablemente incluyendo un video de una persona en TV en vivo declarando que esto lo hacía por su padre quien había muerto al no haber suficientes respiradores disponibles en el hospital, y un video mostrando a la policía brutalmente golpeando a unos chicos sentados en una banca en un parque.

Julio 8

Indignados por la violencia policial de la noche anterior, miles de personas llegaron hasta el edificio del parlamento la siguiente noche. Esta vez, la policía había aumentado su presencia significativamente en la ciudad, trayendo a policías especiales para disturbios y Gendarmería desde otras ciudades. Los choques comenzaron temprano; previsiblemente, la represión policial fue más fuerte. Utilizaron gas lacrimógeno a lo largo del centro de la ciudad, incluso llegando a uno de los pabellones de maternidad de la ciudad.
Durante el transcurso de varias horas, la policía continuó empujando de manera violenta a los manifestantes del centro hacia los barrios aledaños. Al final de la noche, no había casi ninguna calle en el area alrededor del centro que no estuviera bloqueada por algún tipo de barricada, generalmente contenedores de basura.
Aunque nuevamente, la derecha extrema se encontraba al frente de los choques, esta vez se sentía una atmósfera de revuelta generalizada. Esta noche, muchos de nosotros nos encontramos con conocidos que no tienen nada que ver con la derecha chocando con la policía, participando de destrucción de propiedad. 

July 9

El tercer día consecutivo de protestas se caracterizó principalmente por lo que se puede entender como una reacción liberal a la violencia de los días anteriores. Esta vez, el principal llamado a protestar era para una protesta pacífica de sentada enfrente del parlamento. La idea promovida por los organizadores y apoyada por varios movimientos politicos y partidos era de que el sentarse demostraría que la mayoría de los manifestantes eran pacíficos y no querían provocar violencia.
Una vez más, la protesta fue altamente atendida, pero no era muy claro para la gente presente qué se quería conseguir mas allá de sentarse y denunciar la “violencia”. Algunos de nosotros escuchamos comentarios de distintas personas que estaban molestas de que les repitieran que debían sentarse una y otra vez de manera condescendiente.
Irónicamente, algunos de los manifestantes acariciaron a los caballos de la policía y abrazaron a los mismos policías que las dos noches previas habían brutalmente golpeado a personas. Mientras que los manifestantes lograron forzar a los derechistas hacia la periferia de la manifestación, la mayoría de las personas sentadas ahi eventualmente se fueron, ya que no tenían un acuerdo sobre algo concreto como ocupar la plaza central, por ejemplo. Mas tarde, algunos de los derechistas volvieron y cantaron el himno nacional, comenzaron a bailar bailes folclóricos y, eventualmente, se fueron a sus casas.

Julio 10

Dada la inefectividad de las protestas de las noches anteriores, no era claro qué ocurriría la noche del viernes. Por primera vez, un bloque de izquierda se hizo visible, constituido de unos cuantos grupos de izquierda con lienzos, mayormente relacionados con el sistema de salud y con la brutalidad policial.
Una vez más, los elementos más beligerantes al frente eran dominados por los grupos de extrema derecha. Sin embargo, esta vez, prevalecían los cantos que no eran explícitamente derechistas. En general, los ánimos parecían favorecer a la confrontación; cuando la gente comenzó a lanzar bengalas y fuegos artificiales hacia el parlamento, había una mezcla de “buus” y celebración, pero en general parecía que la gente estaba a favor. Manifestantes quebraron la linea policial que defendía el parlamento para llegar a las escaleras del mismo, donde la confrontación eventualmente termino en gas lacrimógeno y golpizas por parte de la policía. La policía realizó algunos arrestos y eventualmente dispersaron a la multitud.

Julio 11

Un grupo de derecha centrado alrededor de un cura sin túnica a quien le gusta moverse en el mundo de las teorías conspirativas trajo un podio con un sistema de sonido. Mientras que el cura divagaba frente de sus seguidores, mucha gente simplemente se marchó de la protesta. Mientras que nos retirábamos, uno de nosotros escuchó a alguien decir “vamos, ataquemos el parlamento.”
Mas tarde esa misma noche, policías anti disturbios y policías encubiertos atacaron brutalmente y arrestaron a varias personas que aún se encontraban en el lugar, quienes no estaban asociadas con los antes mencionados derechistas.
***

Algunos Pensamientos Sobre la Violencia

Desde el comienzo, la narrativa del estado así como de grupos políticos de todas las gamas estuvo dominada por denuncias hacia la “violencia” perpetrada por fascistas en las calles lo que llevó a desacreditar el mensaje de la mayoría de los manifestantes. ¿Pero qué quieren la mayoría de lo manifestantes? El mal manejo de la respuesta al COVID-19 es sólo un síntoma de algo mucho más grande y la composición de las protestas refleja una muestra representativa del sector opositor al régimen de Aleksandar Vučić.
La derecha estaba ahi porque, para ellos, Vučić ha traicionado sus raíces de extrema derecha y ha “vendido” Kosovo, convirtiéndose en una marioneta de la Unión Europea/George Soros/OTAN/inmigrantes/repitlianos o cual sea la nueva teoría de conspiración del mes. Para las personas no familiarizadas con los Balcanes, Aleksandar Vučić pasó la mayoría de su carrera política en el partido de extrema derecha Partido Radical de Serbia. Durante la disolución de Yugoslavia, era una de los movimientos políticos más virulentos y genocidas  de la época, cargando la responsabilidad de miles de muertes.
Después, Vučić se reinventó como un político “moderno y pro-UE.” Por otro lado, la oposición liberal al régimen de Vučić, en todas las formas que llega a tener, está ampliamente desacreditado por implementar reformas neoliberales que permitieron que Vučić llegara al poder en primer lugar.
Obviamente, como anarquistas y anti-autoritarixs, rechazamos todas las opciones anteriores. Ahora parece que un buen número de manifestantes en las calles piensan lo mismo. En el primer y segundo día, varios políticos que quisieron capitalizar con la rabia de la gente fueron correteados o atacados. Esto incluyó a un político de extrema derecha y varios otros líderes de la oposición. Similarmente, desde nuestra perspectiva, atacar los símbolos de poder y el capital no es violencia. La policía existe solo para proteger instituciones; resistírseles no puede ser intrínsecamente malo. Rechazamos cualquier política que busque describir el atacar estas estructuras como algo intrínsecamente ilegítimo o fascista. En el caso de los disturbios más recientes, era la extrema derecha la que se encontraba más preparada para atacar. Nunca compartiremos sus metas u objetivos, ni tampoco debemos fetichizar sus acciones solo porque ahora están dispuestos y disponibles para confrontar a las estructuras del poder para sus propios fines.
Se ha hablado mucho sobre el estado utilizando a fascistas y las barras bravas para provocar violencia. Es sabido que en Serbia, la extrema derecha tiene conexiones serias con el estado, la policía y los servicios de inteligencia. Vučić los instrumentalizó fuertemente durante su ascenso al poder y durante los años 90. ¿Existían agitadores en las multitudes para instigar a la violencia policial? Probablemente. Durante los últimos días, hemos escuchado de numerosos ejemplos de algunos de los grupos de extrema derecha más prominentes (como Leviatán) cooperando con la policía e incluso deteniendo y golpeando a personas en su nombre. Más razón aún para luchar contra ellos – no son más que otra rama del gobierno.
Si los últimos días nos han enseñado algo, es que no debemos permitir que los fascistas se apropien de la acción directa. En revueltas recientes desde Chile hasta los EEUU, hemos visto que confrontar al estado directamente puede lograr mucho, y hemos visto cuanto puede perder un movimiento al permitir que la política de respetabilidad liberal domine el movimiento. Sabemos que la mayoría de lxs anarquistas, anti-autoritarixs, y radicales se quedaron en casa cuando vieron quienes atendían a las manifestaciones. También sabemos sobre amigxs y compañerxs que fueron a manifestarse, y
activamente agitaron y se confrontaron con personas a pesar del riesgo que esto significaba para ellxs.
La extrema derecha en Belgrado tiene muchas conexiones con el estado y el capital. Muchos fascistas trabajan como seguridad privada o son dueños de bares u otros negocios. Esto ha creado una situación desfavorable para que muchas personas salgan a manifestarse con fuerza. Pero hemos visto que existe un apetito por la confrontación y que lo que necesitamos es crear un espacio en donde poder prepararnos para mas acción.

Implicaciones para la Región

Desde un comienzo, llegaron muchos mensajes de solidaridad desde diferentes rincones de la ex-Yugoslavia. A pesar de las considerables diferencias, esta ha sido la primera revuelta masiva en la región desde la revuelta del 2014 en Bosnia y Hercegovina. Y con las protestas en Eslovenia aún activas, solo podemos esperar poder extender la revuelta por los Balcanes.
El aparente consenso entre los liberales y los derechistas de que la violencia y la acción directa son solamente del dominio de los fascistas es el peor aspecto de los recientes eventos en Belgrado. Esto es especialmente peligroso si consideramos que el estado proclama inevitablemente como violenta a cualquier acción genuina que le amenace, sin importar que tan violenta en realidad sea esta acción, y mientras más se acepte este discurso, más le es posible al estado utilizar violencia contra quienes estima “violentxs.” Esto fue obvio cuando Vučić proclamó como “terrorismo puro”  a un intento fallido de bloquear una ruta por parte de manifestantes pacíficos.
Además de las formas en que cualquier acto de desobediencia y rechazo a la autoridad del estado puede ser liberatorio, otro aspecto positivo de estos eventos ha sido que la mayoría de lxs manifestantes respondieron con repugnancia a los cantos machistas y patrióticos de los fascistas. Esto fue algo que muchos manifestantes nunca antes habían tenido que confrontar directamente.
Al mismo tiempo, sería un desastre para nosotrxs si este asco se comience a conectar con cualquier acción “violenta” o cualquier acción directa como tal. Es claro que esta es la meta tanto del partido al poder, como de la oposición. Los miembros del régimen no pudieron si quiera esconder su alegría al ver que las protestas se volvieron inofensivas. Asimismo, al final, se le permitió a la oposición atender a las protestas. Cuando ambas facciones del estado – quienes actualmente tienen el monopolio de la violencia y quienes aspiran a tenerlo – hablan de lo malo de la violencia, lo que de verdad temen es perder la habilidad de controlarnos.
Esto se hace evidente en los intentos por parte de la oposición de establecer control de las protestas apenas se les permitió atender. Inmediatamente comenzaron a decirle a la gente qué ropa llevar (solo color blanco, por ejemplo) y dictando si las personas podían pararse o no.
No debemos dejar que nos engañen. Debemos:
1. No permitir que liberales y autoritarios equiparen la acción directa y la destrucción de la propiedad con el fascismo.
2. Darnos cuenta de que quienes hablan en contra de la “violencia” solo quieren controlarnos – la pregunta sobre la autonomía, de volverse ingobernable, es lo que realmente les atemoriza, no la violencia en si.
3. Luchar contra el fascismo Siempre.
Concluyamos con las palabras que Marianne Ivšić, un poeta surrealista de Belgrado que participó de la revuelta en París en Mayo de 1968, escribió en un afiche en su momento anónimo:
“ En este momento, sólo la poesía de la calle avanza. El programa mínimo es el de la destrucción: es un acto político por excelencia. En él no hay control, no hay reglas. La revolución sólo puede ser una de la vida cotidiana, si queremos luchar contra la fascinación del poder… El camino para desarraigar al fascismo y la muerte De Dios nos lleva por el CAOS.”
¡Por nuestro encuentro! ¡Autonomía y solidaridad!